Chotéame (no me hagas caso) y seguiré ahí

•septiembre 3, 2009 • Dejar un comentario

A las personas que leyeron mi post anterior, ese que decía Love at first sight, a mi favor tendría que decir que fue escrito en un momento de idiotez incontenida, admito que me estoy sintiendo igual como dice el título de esa película chilena “el rey de los huevones”. Pero mis estupideces de fin de semana las contaré en otro post, ya que hoy recorde mi teoría de la indiferencia para conquistar a alguien o al menos para pasar el rato (certificada en el colegio).

¿Cuantas veces te gustó alguien pero nunca te dio bola? a mi me ha pasado ufffff si me pongo a contar y a explicar esta entrada la terminaría mañana al mediodía. Pero bueno lo primero que aprendí es jamás demostrar más interés del que la otra persona demuestra, si tu babeas, te mueres, suspiras, piensas, llamas, mensajeas, y etc de veces por la otra persona se tiende a que la otra persona te tenga en la mano y haga contigo lo que le de la gana. OSEA 1 EL INTERÉS EN EL BOLSILLO.

Quién decide a donde salir? no hagas siempre lo que quiere, en la equidad está el balance, y tampoco tienes que estar los 7 días de la semana disponible, si te dice “quiero salir contigo” tu respuesta debe ser Ohh puxa hoy? ya había hecho planes y lo siento pero no los puede cancelar, (aunque no tengas nada que hacer, es una buena forma de que no se sienta tu centro del universo). 2. NO ESTES DISPONIBLE SIEMPRE.

Si tiene obsesión por los mensajes de texto. responde de los 100 que te mande unos 10, marca las limitaciones y hasta apaga tu celular en ciertos momentos para que no crea que estás sin hacer nada (más si estas en el trabajo). Pero que se acostumbre a responder los tuyos. 3 QUE DEJE EN PAZ AL CELULAR.

Si es la primera salida, no hablen jamás de sus ex’s. tampoco de porque terminaron y mucho menos de las cosas por las que se peleaban y que no se te escape como le decías de cariño (es un asco de verdad). 4.NADA DE EX.

Quisiera ser papá

•agosto 9, 2009 • Dejar un comentario

Quisiera tener un hijo, quisiera poder comprender que es lo que sienten mis viejos cada vez que no comprenden lo que les estoy diciendo. No creo que sea tan difícil poder entenderme y  es que yo no estoy hablando en chino. Quisiera poder ser papá a mis 24 años, (fácil para algunos debo estar más que loco) me encantaría poder mirarlo a los ojos y saber que me quiere al igual que yo lo quiero, y saber que depende de mi para poder crecer.  Desearía tanto poder tener un hijo y de verdad sacarme la mugre, para algún día verlo grande y saber que mi esfuerzo hizo de él una gran persona.

Tengo una amiga que tomó la decisión de abortar, ella me contó dos semana antes que estaba embarazada, que lo quería tener y que lucharía por ese ser que crecía en su vientre. Luego una semana antes me dijo que no lo podía tener, que el mundo se le acabaría y que no podría estudiar, que no podría terminar sus planes y para rematar todo su novio tampoco quería cargar con otro hijo (él ya tenía dos hijos con un anterior compromiso). Cuando me dio la noticia de que abortaría fue como si me hubieran pateado el corazón. Le dije que ella no tenía derecho a matar a nadie y que ese niño o niña no podía morir de esa forma tan cruel.

Hablamos por más de media hora, o mejor dicho yo hablé tratando de convencerla de que no lo hiciera y de que si me decía el día en que lo haría yo trataría de impedirlo  (aunque fuera su decisión),  le dije que como se iba perder de los nueve meses más espectaculares de su vida, que el bebé la estaba escuchando aunque tuviera tan solo un par de semanas. Le aseguré que no se arrepentiría que ser padre es lo mejor que le puede pasar a alguien.

Creo que era más mi entusiasmo que el de ella, y es que le dije que cuando lo tuviera entre sus brazos y le sonriera, el mundo sería mucho mejor y que sus abuelos se derretirian al verle dar sus primeros pasos y que el papá moriría tratando de que su primera palabra fuera esa: PAPÁ.  Imagínate su cuarto, lleno de barquitos, carritos, aviones, pelotas, cosas de esas tiradas por todos lados, imagina su batería hecha con las ollas, imagínate las paredes pintadas cuando empiece a ir al colegio y trate de escribir su nombre (yo ya estaba con un par de lágrimas en los ojos). 

Quisiera saber si te podrías resistir al mirarlo a los ojos y que te negaras cuando te dijera para ir a jugar al parque, o que le dijeras que  no cuando te pida que te quedes a dormir con él cuando sienta miedo a la oscuridad. Para esos momentos ella estaba diciendo que yo era malo, por hacer que se sintiera tan mal y por hacerla cambiar de opínión.

Luego de cinco minutos callados, le volvieron las dudas, sus padres la botarían de la casa, su novio la dejaría, no tendría apoyo y fue cuando le dije si lo tienes y no lo puedes tener dámelo, estoy seguro que si me hubiera dicho que sí, yo lo hubiera criado, me hubiera matado por ese niño o niña. Me hubiera sacado la m… por darle educación por enseñarle lo poco que sé y por pasar la mayor parte del tiempo con esa criaturita que aunque no hubiera llevado mi sangre se llevaría parte de mi corazón.

Mi amiga respondió con risas, “ya está bien te lo puedo dar” y volvió a reir. Luego pasamos los siguientes minutos decidiendo como se llamaría: si fuera niño, yo quería que su nombre fuera ANDRÉS o en todo caso ADRIÁN y si fuera niña ADRIANA. También decidimos que yo lo llevaría jugar y del mismo modo haríamos antes que nada su baby shower y que tendría demasiados regalos. Y le dije todos los niños tienen un pan bajo el brazo pero el tuyo traerá  la panadería completa.

Luego de esa extensa conversación lo único en lo que pensé fue en ella y en el bebé, sabía que la conversación podía haberla ayudado a aclarar su mente y a ver con mucho más optimismo el regalo que estaba por recibir, recuerdo que hasta le dije – no le quites la oportunidad de vivir, puede llegar a ser presidente, o viajar a la luna pero lo que no va a dejar se ser nunca es parte de ti.

Una semana después al verla nuevamente sus palabras fueron la cachetada más grande que me pudieron haber dado, ya no existía ningún Andrés ni tampoco ninguna Adrianita, su cuarto lleno de barquitos había desaparecido como si se lo hubiera llevado un huracán y el parque en el que jugaba fue cubierto con cemento. Me contó todo lo que pasó para llegar a la maldita idea de abortar y sentí en ese momento rencor y aunque no se lo dije porque en esos momentos ella necesitaba apoyo, lo digo ahora, fue egoista quitarle la vida a alguien que no puede defenderse.

Sé que llegará el día en que tenga los propios y sé que no seré como mis abuelos y tampoco como mis padres, sé que se me caerá la baba que no me haré problemas y hasta me peleare por querer cambiarles el pañal, por hacerlos dormir, por impedir que algo interrumpa su sueño y sobre todo me preocuparé de que no vivan en una burbuja protegidos siempre. Les enseñaré lo bueno y lo malo y hasta un poco de lo feo para que puedan tener un poco más blando el corazón (un poco más blando que el mio). Ahhh y les enseñaré a pedir también perdón y a perdonar.

Me ReCuErDaS a UnA CaNcióN dE PÁeZ

•julio 18, 2009 • Dejar un comentario

En las primeras tonadas imagino tu sonrisa,
dibujada como una brisa suave en plena mañana de invierno
Tus ojos transformando el panorama y volviendo todo a tu alrededor
en un color gris mientras imaginas la llegada de aquel que cambiará tu vida.

El compás de una guitarra me hace imaginar tu cabello,
el piano a tu sonrisa diluyendose entre el suspiro y el latir de un corazón.
Tienes la vitalidad que le falta para ver el sol ponerse en el horizonte,
y te falta la decisión para quitarte la venda de los ojos y darte cuenta que pasa dentro de ti.

La voz de Páez acoge con dulzura el recuerdo de no haberte visto nunca tan enamorada,
se dibuja en mi mente sólo la felicidad que algún día contaste tener,
y se borran con facilidad al ver esa lágrima caer por tu mejilla.

Algún día volverás, volverás a decir que lograste ver al hombre,
ese hombre que se escondía detrás de la infelicidad de sus recuerdos,
y empezarás una historia de sinceridad y amor que no se desgastan con facilidad.

Tu pronuncias su nombre envolviendolo entre rosas,
olvidas que el tiempo corre y mirando como muere tu teléfono,
muere mientras esperas su llamada, mientras tu cuelgas las esperanzas 
y duermes aferrada a su recuerdo. 

Él en cambio duerme aferrado a la idea del universo en singular,
de las piezas de ajedrez  y de la insignificancia de la soledad,
y vive apretando ahogando en la respiración agitada que lo condena
a soñar en blanco y negro.

Un día apoyarás tu firmeza en el hombro del señor que perdió el miedo a quererte,
así como él te confiará su más grande secreto, y al fin comprenderás,
entenderás, que él no podría amarte de la misma forma frenética y alocada,
ya que a él no le enseñaron a querer.

La NocHe

•julio 1, 2009 • Dejar un comentario

12:00 am.
¿Qué estoy haciendo por el Centro de Lima?- era lo que se me pasaba por la mente, la verdad la estaba pasando bien, pero era si mal no recuerdo, era la primera vez que estaba por esos lugares a tan elevadas horas de la noche. No pensaba salir pero un mensaje de texto me llego derrepente, decía hoy saldré a la disco, a lo que yo respondí a cual?- yo rogaba que su respuesta fuera “a la de siempre”, pero en cambio el celular recibió uno que decía “vamos a ir al centro, todos van a bajar”.  Todos????? quienes son todos?? si yo solo conocía a algunos, pero bueno tuve 5 minutos para decidirme y volver para poder ir con ellos.

Después de tirar la moneda 145 mil 534 veces y decirme que saliera, me dije a mi mismo nooooo puedo renegar de los designios de la suerte, así que a cambiarme, un baño caliente, un par de minutos para decidir que ponerme y luego salí porque el celular volvió a sonar ya que estaban cerca a mi casa, la espera fue poca ya que los dos amigos no se hicieron esperar. Emprendimos el viaje al centro y cada cuadra que avanzaba se  iban dibujando las luces de colores que alumbraban el andar de los noctámbulos.

En un primero momento pensé, no hay nada de que preocuparse, vas a estar con más gente y nada va a pasar.  Estabamos a unas cuadras de bajar, exactamente cruzando la avenida la colmena, y algo desde fuera del carro llamó la atención de todas las personas, alguién volteó la cabeza y derrepente se dibujaron dos figuras, eran dos hombres que, en medio de la pista, se propinaban golpes, hasta que uno tomó al otro del cuello como queriendo aplicarle alguna llave de lucha libre, y el otro en una maniobra acrobática tiró la correa de su pantalón y empezó a darle sin tener ningún reparo, y luego de un ir y venir de golpes y correazos el menos favorecido resultó siendo el hombrecillo que no tenía arma, ya que un golpe certero lo hizo descender y caer perdiendo el conocimiento (creo yo, ya que no se movia).

Bajando del auto los pensamientos de todo lo malo que podría pasar esa noche me vinieron de improviso y dije en voz baja, “creo que mejor me devuelvo para mi casa”, pero al bajar todo andaba tan tranquilo que regreso la tranquilidad al cuerpo. Cruzamos la pista y comenzamos a bajar para darle el encuentro a pata más, que se encontraba en la Plaza San Martín.

Mientras bajabamos la noche nos presentaba a cada uno de sus honorables visitantes, borrachos, entes desconocidos, mujeres algo mayorcitas promocionando sus carnes venidas a menos, unos cuantos locos y loc@s y vigilantes haciendo sus rondas, luego de algunas llamadas que hizo mi amigo para ver donde estaban “los otros”, y unos cuantos ires y venires como haciendo hora, el grupo empezaba a crecer, de tres terminamos siendo ocho, pero antes de completar el número par, decidimos entrar a un antro.

El lugar andaba medio muerto pero era bueno para hacer hora, el tiempo no pasaba tan a prisa y una llamada volvió a alertarnos para salir en busca de los que faltaban (que a decir verdad ni idea de quienes eran), pero bueno al salir a la calle nos habiamos vuelto algo así como un corso, lleno de risas, uno que otro grito y conversaciones en clave, hasta que una señora  gritó:  ANORMAL!!!! y la respuesta no se hizo esperar, “Anormalll será usted, yo tengo sexo tres veces por semana y en cambio usted, será por eso que está así, aguantada”, luego de esa sentencia, la mujer no tuvo más que guardarse la boca en el bolsillo y todo el mundo se deshizo en risas.

Luego algo parecido pasó pero creo ese episodio fue un poco más fuerte, así que mejor pasemos a otra cosa. El grupo completo entró en la disco, para eso la hora exacta, si mal no recuerdo era las 1:00 y algo aproximadamente, sorteamos a los vigilantes, y al mar de gente que nos impedía llegar hasta el segundo piso de la disco. Pensé ver cosas mucho más raras al entrar, pero no hubo incidente alguno que me hiciera arrepentir de haber entrado. De lo que sí me puedo arrepentir es de haber tomado uno que otro vasito de cerveza, ya que creo que en mi caso en vez de alegrarme y hacer que me olvide de todo, creo que me hace ver las cosas un poco más sombrías y ver como los demás se divierten enparejados, por lo que mandé al diable a la cerveza, tomé asiento unos cuantos minutos hasta que el mundo dejara de dar vueltas tan rápido para proseguir bailando con todos y con nadie.

Luego de bailar y de quedar medio muerto de cansancio decidimos salir de ahí a las 5:30 de la mañana, en mi casa estuve a las 6 y algo para destrozarle el celular a mi hermano para que me abriera la puerta.

Ahora la única canción que creo que le podría hacer a este post es la que sigue.

Y no sé porque terminé escuchando esta otra:

Mi Vieja, Tu ViEjA, LaS ViEjAs (frases célebres)

•mayo 4, 2009 • 3 comentarios

El día de las madres, todos tenemos una madre, una que te cargó cuando estabas pequeñito, que te levantó cuando te caiste de la bici, que te enseñó a ir a baño, que te limpió el moco cuando se te chorreaba y que te ayudo a llegar a tu cama cuando regresaste borracho por primera vez, (no me digan que no…).  Bueno pero hay viejas y viejas no? Pero todas son iguales, el instinto maternal les nace y les es entregado desde que se enteran el primer día de que van a traer a un nuevo ser al mundo, a este mundo tan loco y tan hostil, ese nuevo ser ni se imagina lo que tendrán que escuchar cuando su madre los tenga al lado.

Y es que parece que todas las madrecitas hubieran ido al mismo colegio, para aprender las mismas frases que les sueltan a sus hijos a diario.

1.-Deja de jugar con esooo “Renato”, eso no es juguete ese jarrón se rompe.
2.-Quedate quieto hijitos, deja de correr por favor ya me tienes loca.
3.-Noooo toqueees eso,  si se rompe te dejo empeñado aquí en la tienda.
4.-Papito no grites, eso no es tuyo, dile a tu papi en la noche, que te lo compre ya mi amor.
5.-Noooo, las paredes que recién se han pintado, por quee no te pintas el poto? (jajaja)
6.-La sala no es para jugar futbol.
7.-(Cada vez que se rompía algo) MANOS DE QUE TIENES AHHH!!!!
8.-(cada vez que salía) Cuidadito nomás a quien traes a la casa, tengo cámaras por todos lados.
9.-Me has visto cara de tu empleada?
10.- Yo aquí parece que soy la Natacha no?
11.- Oye tu que vas a hacer al colegio ah??? vas a trapear el piso con la camisa?
12.-(Cuando andamos ligeros de ropa) Tu buscando las enfermedades no?
13.-Enfermate para que veas que voy y te compro una inyección.
14.-¿qué te dije? Cambiate, vístete, pero tu nooooo calato andabas y ves las consecuencias.
15.-(Cuando ya estas enfermo) Y la próxima vez tienes que hacerle caso a la mamá, porque la mamá no habla por gusto ya hijito.
16.-(Cuando me dice abrigate) te bañas tarde encima sales al frio, tu no entiendes
17.-(
Cuando cocina algo que no me gusta) Debes aprender a comer de todo, crees que voy a estar cocinando gustitos.
18.- Espera nomás que hagas tu servicio militar, ahí te van a dar de todo y vas a ver como aprendes a comer.
19.-
Tu crees que me gusta estar metida en la cocina todo el santo día?
20.-Me estás sacando canas verdes.
21.-Un día
me voy a ir de la casa a ver que van a hacer.
22.- En mis tiempos las cosas no eran así.
23.- Esa música loca, no sé como puedes estar escuchando eso.
24.- Tu crees que tu abuelo me hubiera dejado quedarme hasta las 4 de la mañana en una fiesta? nooo tu abuelo a las 12 ya mandaba al espeso de tu tío para recogernos.
25.- A esas chicas de ahora que les enseñarán en sus casas, no tienen una madre como la tuya para ponerlas en raya.
26.-¿Por qué me dejas la comida? Crees que yo cocino para el perro?
27.- Terminate todo, o tu crees que me regalan la comida?
28.-
Cuantas veces tengo que llamarte para que bajes a comer?
29.- Te tengo que enviar una invitación para que te dignes en bajar a almorzar?
30.-
Por qué ahora no quieres comer ahh??? si de chiquito te comias todo.
31.-
Por qué regresas recién has visto la hora?
32.- A qué hora te vas a acostar después yo soy la que tiene que echarte agua para que te despiertes?
33.- (cuando sales) a que hora regresas? temprano? a que hora es temprano para ti?
34.-Que parte de apurate no entiendes? ya tendríamos que haber salido.
35.- Hijito no metas el dedo ahí, ahí pasa corriente.

Las madres, según un amigo MADRE SOLO HAY UNA Y JODE COMO NINGUNA.
Pero las necesitamos aunque digamos que no, aunque renegemos, aunque prohiban algunas cosas ahí estarán.
Esta es la primera parte, I’ll be back soon, con la segunda parte.


Este video me hizo acordar a mi mamá, pero recuerdo que mi poder de convencimiento es mucho mejor que el de ese niño.

Agradecimiento a: José “el loco calato del Misti”

La ImPeRfEcTa PaReJa IdEaL

•mayo 1, 2009 • 1 comentario

La imperfecta pareja ideal, es algo que todos buscamos, y no me digan que no, todos tienen un prototipo del cual quisieran hacer a su media naranja, a ese ser al que esperan con anhelo, con ganas locas con esperanza y con fe, y es que en ese futuro incierto se ven rodados de afecto ese mismo afecto que les será proporcionado por ese ser al cual escogeran por el resto de su vida ( o hasta que “algún otr@” los separe).

Diganme si no han babeado alguna vez por alguien?, alguna vez no quisieron entregarse a alguna persona para ser felices? alguna vez no quisieron olvidar que nadie es perfecto y que la vida siendo feliz es mucho mejor? pues yo lo hice una vez, deje de lado algunas cosas para ser feliz, lo intenté pero no se pudo, pero eso no es obstáculo para recoger del suelo los pedazos que perdí del corazón y del alma para unirlos con un poco de pegamento (ese pegamento de contacto que usan en los edificios) y la próxima vez que se rompa o lo pisen no volverá a volar en cientos de pedazos.

Pero como sería su pareja ideal? yo lo he pensado, lo he analizado, he matado el tiempo pensando, soñando en pocas palabras webin a cada rato pensando como sería esa persona.  Los ojos son la puerta del alma, y sus  ojos deben encontrar la forma de decirme que es lo que siente por mi, con una mirada hacer que babee y con un gesto que yo me ponga a sus pies. La sonrisa hecha de cielo con un poco de sol, para que  no deje de brillar, en esa misma sonrisa debe transmitir alegría y hasta con un tonto chiste mio morir a carcajadas, debe ser positivo y ver en cada amanecer una oportunidad de encontrarnos y recorrer el mundo buscando la forma de conseguir nuestros objetivos.

Debe de tener caracter, pero debe de ser igual de dulce como un gran torta de chocolate o un pie de manzana, su alma debe de haberse quedado en la etapa infantil y encontrar su lado de niño, encontrará el lado bueno a las cosas y no tendrá temor de llorar si es que así lo siente, la sinceridad será lo primordial y lo dirá sin miedo sin tapujos, sin ganas de molestar.

La correa ancha para tomar las bromas con buen humor, que le gusten las peliculas cursis, que le guste la misma música que a mi, que baile conmigo en la soledad de un cuarto vacio, donde el mundo se quede en STOP solo para nosotros y que las agujas del reloj no importen cuando estemos juntos, que no tenga nada que ocultar, que pueda leerme la mente, que el destino nos una con una canción.

Que le guste shakira, creo que es demasiado no? Que sea feliz. Una vez una persona me pregunto, y porque no llega mi otra mitad? y yo le respondí seguro esta por venir pero viene desde lejos, imaginate que viene desde Europa pero viene caminando, solo tienes que esperar a que llegue, y cuando suceda eso serán los más felices del mundo.

Siempre se envidia la felicidad ajena, si vez a una persona con pareja la mayoría del tiempo te preguntas y porque yo no puedo estar así con alguien, ¿cuando me toca a mi? y eso me pregunto cuando? está bien, sé que no será ni hoy ni mañana, y posiblemente pasado tampoco, no llegará volando, no bajará del cielo, no tocará a mi puerta, no me llamará al celular, no me escribirá una carta, no mandará su CV para que me ponga en contacto, no dirá aquí estoy.

Renato, sigue soñando, que un día el sueño acabará para pasar a la realidad esa en la que algún día tus sueños se harán realidad.

Esta canción expresa con fuerza lo que se podría llegar a ser o lo que se quisiera ser por otra persona

Creé un monstruo y yo soy un zombie

•abril 8, 2009 • 2 comentarios

Que estoy haciendo es una muy buena pregunta que ni yo sé responder, creo que a veces no capto como debe ser las cosas y las sobre-dimensiono a tal punto que ni yo mismo puedo escapar de mis sentimientos, esos que me matan en este instante, pero de mis males y mi sufrimiento no hablaré hasta que sea demasiado tarde o demasiado pronto (dependiendo como se le mire).
Hace algunos meses atrás escribí sobre una persona, una que tenía cualidades de bondad, de amabilidad, de ternura extrema y con la que lamentablemente no pasó casi nada y casi todo, (ese maldito casi) bueno escribí para cerrar nuestra história una historia que fue bonita, tierna y que en un principio tomé con ligereza. Ahora dos años después, miles de kilómetros de distancia y una diferencia horaria no tan abismal, me he dado cuenta que lo que tuvo esta persona conmigo cambió su vida, (y no es que me alucine la gran maravilla ni mucho menos) pero es verdad, me siento el culpable de sus desgracias y el artifice de su felicidad pasajera.
Estoy seguro que si yo no hubiera ocasionado ese cambio, su vida estaría de lo más normal, aún viviría en Natal y seguiría llevando su vida de siempre en fiestas, con sus amigos y estaría muchisimo más feliz que ahora.
Pero que pude haber hecho yo, si me sentí atraido a su frescura, a su sonrisa a su sinceridad, pues abstenerme esa noche de hacer comentarios con doble sentido, no debí abrazarte, no debí decir que te extrañaría, no debí tener ese impulso de besarte, aunque me correspondiste el beso sentía tu miedo, sentía que para tí no era correcto, pero los dos sentimos la mágica sensación de que el mundo desaparecio y que fue bonito.
Pero aún y todo eso quisiera imaginar como hubiera sido tu vida sin que ese día hubiera sucedido, quisiera que me dijeras que todo eso te hizo ver que el camino que yo te enseñé no era para ti y que me apreciabas como antes.
Tengo que decirte que a mi nadie me enseñó este camino, que yo solo lo fui descubriendo, pero me parece que yo te puse en esta situación y que si te pasa algo malo, será 100% mi culpa. No quisiera tener la culpa y que si algún día me vuelvas a ver no puedas mirarme a los ojos, no puedas decir que me recuerdas con cariño y que odias todo lo que pasó, aunque ahora me digas que me extrañas, estoy seguro que te cuestionarás algún día todo lo que paso y lo que no pasó.
TO BE CONTINUED…